Tras las variadas crisis que han vivido durante este tiempo, los emprendedores han tenido que sortear diferentes barreras de desplazamiento y coordinación de sus productos.

15 mayo, 2019.- Luego de diagnosticar el desarrollo de las empresas en terreno, las cuales identificaron las necesidades del consumidor y visualizaron nuevas oportunidades de negocios; los emprendedores de Purranque, se han reinventado y obtenido logros gracias a la asesoría y capacitación del Centro de Negocios Sercotec Osorno, y junto a la flexibilización empresarial, han podido salir adelante en estos tiempos difíciles.

Es así el caso de  Erwin Hinostroza, dueño de Erwinger cervecería artesanal y cliente del Centro, quien había tenido dificultades de trabajo porque no tenía ferias donde exhibir sus productos, debido primero al estallido social y segundo a la pandemia del COVID-19. Lo que lo volcó a ser parte del mercado interno, e incorporarse al proyecto ‘Osorno Compra Local’. «Los primeros días cuando se cerró todo, empezamos a buscar cómo reinventarnos, porque las crisis son una oportunidad. He tenido un buen flujo, he sido optimista y de ahí el resto aparece solo. Fue relevante ser parte de ‘Osorno Compra Local’, porque ya tenía entrega en puntos de venta como La Hormiguita, Pool, Oso Yogui. Entonces como los supermercados más grandes cerraron, los clientes fueron a los minimarket del barrio, lo que generó más ventas para nosotros, siendo un año normal o mejor en esta época».

También Viviana Casas, emprendedora de Obrera Diseño, empresa de triple impacto que incorporara economía circular, y que rescata y reutiliza los residuos textiles para crear nuevos productos, quien debido a las variadas crisis encontró una nueva oportunidad de negocio y comenzó a crear mascarillas en tela de jeans y con filtro de polipropileno, las cuales actualmente las vende a hospitales, colegios y empresas lácteas. «Este cambio no hubiera sido posible sin las capacitaciones que ofreció el Centro en Purranque. Aquí pude asistir a jornadas de marketing digital y reforma tributaria, las cuales me han servido, ya que tuve que reinventarme con las redes sociales y aprendí a crear mi propio contenido online. Y es que cuando comenzó toda esta crisis me pidieron el local y quedé sin lugar para vender. Por lo mismo hemos podido salir adelante gracias al rubro textil, en la cual estamos trabajando hoy».

De igual manera Andrés Vargas, dueño de fábrica de quesos San Andrés y emprendimiento que se incentiva a volverse una economía comunitaria,  mencionó que «reestructuramos el trabajo del personal, estamos trabajando a dos turnos y adecuándonos a los acontecimientos, tomando las medidas correspondiente. Seguimos trabajando sin despedir gente. La producción baja en este tiempo, pero seguimos funcionando casi normal, tomando todos los cuidados con nuestros trabajadores. Se ha hecho un poco difícil por las barreras sanitarias, ya que son horas de espera por vehículo, pero tratamos de llegar a cada lugar para distribuir el queso. Nuestro desafío es seguir trabajando y no bajar los brazos».

Por su parte Alfredo Sepúlveda, subdirector provincial de Sercotec Osorno, sostuvo que el Centro de Negocios ha ayudado a los emprendedores purranquinos a tener mejores herramientas, reinventarse en sus emprendimientos e innovar en sentido local. «Hoy en día hay un fuerte sentimiento de volver a ser comunidad, y lo importante es saber detectar esas necesidades, para convertirlas en oportunidad de desarrollo».

Finalmente la autoridad apuntó que «el Centro tiene un convenio de colaboración con la municipalidad de Purranque, y de esta forma hemos realizado capacitaciones presenciales, y ahora por la contingencia de forma online, llevando temáticas de interés como las leyes Fogape y Fogain, la protección de los empleos, nuevos canales de comercialización y marketing digital. Esto entrega herramientas para nuestros clientes y personas que están comenzando un nuevo negocio en tiempos de adversidad”.